You are currently browsing the category archive for the ‘Pensaments’ category.

DANILO KIS
10 MAR 1985

Cultiva la duda con respecto a las ideologías reinantes y a los príncipes.Mantente alejado de los príncipes.

Cuida de no manchar tu lenguaje con el habla de las ideologías.danilo-kis

Estáte persuadido de que eres más fuerte que los generales, pero no te midas con ellos.

No creas en proyectos utópicos, salvo en aquellos que concibas tú mismo.

Muéstrate tan orgulloso ante los príncipes como ante el populacho.

Ten tranquila la conciencia en cuanto a los privilegios que te confiere tu oficio de escritor.

No confundas la maldición de tu elección con la opresión de clase.

No estés obsesionado por la urgencia histórica y no creas en la metáfora de los trenes de la historia.

No te precipites, pues, en los trenes de la historia; se trata sólo de una estúpida metáfora.

Guarda siempre en tu mente esta máxima: “Quien alcanza el fin frustra todo el resto”.

No escribas reportajes sobre países donde has estado de turista: no escribas reportajes sobre nada, no eres periodista.

No te fíes de las estadísticas, de las cifras, de las declaraciones públicas: la realidad es aquello que no se ve a simple vista.

No visites las fábricas, los koljozi, las grandes obras públicas: el progreso es lo que no se ve a simple vista.

No te ocupes de economía, de sociología ni de psicoanálisis.

No te embriagues de filosofía oriental, de zen-budismo, etcétera; tienes algo mejor que hacer.

Sé consciente del hecho de que la imaginación es hermana de la mentira, y por ello mismo es peligrosa.

No te asocies con nadie: el escritor está solo.

No creas a los que dicen que este mundo es el peor de todos.

No creas a los profetas, porque tú eres profeta.

No seas profeta, porque la duda es tu arma.

Ten la conciencia tranquila: los príncipes no tienen nada que ver contigo, porque tú eres un príncipe.

Ten la conciencia tranquila: los mineros no tienen nada que ver contigo, porque tú eres un minero.

Sé consciente de que lo que no has dicho en los periódicos no está perdido para siempre: es como la turba.

No escribas por encargo.

No apuestes por el momento, porque lo lamentarías.

Tampoco apuestes por la eternidad, porque lo lamentarías.

No estés contento con tu destino, porque sólo los imbéciles lo están.

No estés descontento de tu destino, porque tú eres un elegido.

No busques justificaciones morales a los que te han traicionado.

Guárdate de la temible perseverancia.

Cree a los que pagan cara su inconsecuencia.

No creas a los que hacen pagar cara su inconsecuencia.

No prediques el relativismo de todos los valores: existe la jerarquía de los valores.

Recibe con indiferencia las recompensas que te otorgan los príncipes, pero no hagas nada por merecerlas.

Estáte persuadido de que la lengua en la que escribes es la mejor de todas, porque no tienes otra.

Estáte persuadido de que la lengua en la que escribes es la peor de todas, aunque no la cambiarías por ninguna otra.

“Porque eres tibio, y no frío ni ardiente, voy a vomitarte de mi boca” (Apocalipsis 3, 16).

No seas servil, porque los príncipes te tomarían por un criado.

No seas presuntuoso, porque te parecerías a los criados de los príncipes.

No te dejes persuadir de que tu literatura es socialmente inútil.

No pienses que tu literatura es útil para la sociedad.

No pienses que eres un miembro útil de la sociedad.

No te dejes persuadir por ello de que eres un parásito de la sociedad.

Estáte convencido de que tu soneto vale más que los discursos de los hombres políticos y de los príncipes.

Sé consciente de que tu soneto carece de sentido frente a la retórica de los hombres políticos y de los príncipes.

Ten en todo tu propio parecer.

No des tu opinión en todo.

Es a ti a quien menos le cuestan las palabras.

Tus palabras no tienen precio.

No hables en nombre de tu nación, porque ¿quién eres tú para pretender representar a cualquiera si no es a ti mismo?

No estés en la oposición, porque no estás enfrente, sino debajo.

No estés del lado del poder y de los príncipes, porque estás por encima de ellos.

Lucha contra las injusticias sociales sin hacer de ello un programa.

Cuídate de que la lucha contra las injusticias sociales no te desvíe de tu camino.

Conoce lo que piensan los otros; luego, olvídalo.

No concibas un programa político, no concibas ningún programa: concibe a partir del magma y del caos del mundo.

Guárdate de los que te proponen soluciones finales.

No seas el escritor de las minorías.

Tan luego como una comunidad te haga suyo, ponte a ti mismo en cuestión.

No escribas para el lector medio: todos los lectores son medios.

No escribas para la elite; la elite no existe: tú eres la elite.

No pienses en la muerte, pero no olvides que eres mortal.

No creas en la inmortalidad del escritor; eso son tonterías de profesores.

No seas trágicamente serio, porque resulta cómico.

No seas actor, porque los ricos están acostumbrados a que se les divierta.

No seas bufón de corte.

No pienses que los escritores son la conciencia de la humanidad, tú has visto demasiados crápulas.

No te dejes persuadir de que no eres nada ni nadie: tú has visto que los ricos tienen miedo de los poetas.

No vayas a la muerte por ninguna idea ni convenzas a nadie de que muera.

No seas cobarde, y desprecia a los cobardes.

No olvides que el heroismo se paga caro.

No escribas para las fiestas y los jubileos.

No escribas panegíricos, porque lo lamentarías.

No escribas oraciones fúnebres a los héroes de la nación, porque lo lamentarías.

Si no puedes decir la verdad, cállate.

Guárdate de las medias verdades.

Cuando se celebra una fiesta, no hay razón alguna para que tomes parte en ella.

No prestes servicios a los príncipes ni a los ricos.

No pidas servicios ni a los príncipes ni a los ricos.

No seas tolerante por cortesía.

No defiendas la verdad a cualquier precio: “No se discute con un imbécil”.

No te dejes persuadir de que todos tenemos igualmente razón ni de que los gustos no se discuten.

“Ser dos a estar equivocados no quiere decir que se sean dos a tener razón” (Popper).

“Admitir que el otro pueda tener razón no nos protege contra un peligro diferente: el de creer que todo el mundo posiblemente tiene razón” (Ídem).

No discutas con ignorantes sobre cosas de las que, gracias a ti, oyen hablar por primera vez.

No tengas ninguna misión.

Guárdate de los que tienen una misión.

No creas en el pensamiento científico.

No creas en la intuición.

Guárdate del cinismo, entre otros del tuyo.

Evita los lugares comunes y las citas ideológicas.

Ten el valor de decir que el poema de Aragón a la gloria de la G. P. U. es una infamia.

No le busques circunstancias atenuantes.

No te dejes convencer de que en la polémica Sartre-Camus los dos tenían razón.

No creas en la escritura automática ni en el difuminado querido: tú aspiras a la claridad.

Rechaza las escuelas literarias que te son impuestas.

A la sola mención del realismo socialista renuncia a toda discusión.

Sobre el tema de la literatura comprometida permanece mudo como un muerto: deja eso a los profesores.

Al que compare los campos de concentración con la prisión de la Santé, mándalo a paseo.

Al que afirme que la Kolyma es diferente de Auschwitz, mándalo al diablo.

Al que afirme que en Auschwitz sólo se exterminó a piojos y no a hombres, échalo fuera. .

Al que afirme que todo esto representaba una necesidad histórica, aplícale el mismo tratamiento.

“Segui il carro e lascia dir le genti” (Dante).

Copyright Danilo Kis Danilo Kis es poeta y narrador yugoslavo, en lengua serbocroata. Es autor, entre otras, de la novela Una tumba para Boris Davidovich, traducida a todas las grandes lenguas internacionales, incluido el castellano.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de marzo de 1985

Font: http://elpais.com/diario/1985/03/10/opinion/479257215_850215.html?id_externo_rsoc=FB_CC 

pauribaÀngel Casas li pregunta a Pau Riba: «Creus que ajudes a la cultura catalana?» «Si, destruint-la»

Pau Riba

Canet Rock 1975

Una frase que em va dir ahir en Jordi Serrano: “A Catalunya és més fàcil ser d’extrema esquerra però catòlic, que socialdemòcrata laic”.

«Si no entens el què els economistes estan dient,DYN24.JPG
és perquè estan mentint»

Axel Kicillof, Ministre d’Economia Argentí

Truco un bon amic, per expressar-li la meva solidaritat envers la campanya destructiva i d’amenaces que està rebent des de les xarxes socials per expressar simplement i clar les seves opinions. La seva resposta m’ha semblat inquietant per encertada: “Hi ha gent que encara no ha entès la lliçó històrica de tot el segle XX, que no es pot posar la ideologia per damunt de les persones”.

Per saber-ne més recomano:

http://federalistesdesquerres.org/2015/08/independentisme-gens-glamuros-per-salva-redon/

Serveixin aquestes notes, no tant per fer una recensió del llibre, sinó per esdevenir un mer recordatori personal de les idees i conceptes trobats, encara que sigui de forma desordenada.loffit_erich-fromm_03

El problema de l’amor

“El problema de l’amor socialment consisteix sobretot en ésser estimat, més que no en estimar. Això és un error.”

“La visió capitalista ens duu a la idea que per fer un bon negoci l’objecte ha d’esser desitjable des del punt de vista social.”

L’isolament

“El què és essencial en l’existència humana és el fet que l’home ha sorgit del regne animal, de l’adaptació instintiva, que ha transcendit la natura —bé que mai no l’abandoni, i sempre en sigui una part— i, tanmateix, una vegada arrencat de la natura, no hi pot tornar; una vegada expulsat del paradís —un estat d’unitat original amb la natura—, els querubins amb espases flamejants li traven el camí no fos cas que intentés de tornar-hi. L’home només pot caminar cap endavant desenvolupant la seva raó, trobant un nova harmonia humana que substitueixi la prehumana, la qual està irremeiablement perduda.”

Llegeix la resta d’aquesta entrada »

(“Nunca hagas cosquillas a un dragón dormido”).

(Lema del Colegio Hogwarts, en la saga de novelas Harry Potter, de J. K. Rowling).

Timeo hominem unius libri (“Temo al hombre de un solo libro” =”Temo a las personas que sólo siguen a un autor, ignorando lo que dicen todos los demás).

Sant Tomas d’Aquino

 

Barcelona. (Redacción).- El profesor de instituto Cesare Catà, que enseña en un pequeño pueblo del noreste de Italia, se ha convertido en el maestro más ídolatrado de las redes sociales tras dar a sus alumnos un muy particular lista de deberes. Lejos de ponerles pesadas tareas relacionadas con las materias estudiadas en el curso anterior o de preparación del siguiente, Catà, de 33 años, les ha animado a disfrutar del verano en una lista con 15 puntos.

Al más puro estilo del profesor Keating de la película El club de los poetas muertos, Catà recurre a unos métodos de enseñanza muy poco ortodoxos para alentar a sus alumnos a tener vidas extraordinarias.

La lista del profesor Catà, publicada en su página de Facebook, se ha vuelto viral. Estas son sus peticiones a sus alumnos:

1. A veces, por la mañana, da un paseo por la orilla del mar completamente solo: mira la forma en que la luz del sol se refleja en el agua y piensa en las cosas que más te gustan en la vida; sé feliz.

2. Trata de utilizar algunas de las nuevas palabras que aprendimos juntos este año: mientras más cosas logres decir, más cosas lograrás pensar; y cuantas más cosas pienses, más libre serás.

3. Lee tanto como te sea posible. Pero no porque tienes que hacerlo. Lee porque los veranos inspiran aventuras y sueños, y cuando leas te sentirás como golondrina en vuelo. Lee porque es la mejor forma de rebelión que existe (para consejos sobre qué leer, ven a verme).

4. Evita las cosas, las situaciones y las personas que te hacen sentir negativo o vacío: busca situaciones estimulantes y la compañía de los amigos que te enriquecen, que te entienden y aprecian por lo que eres.

5. Si te sientes triste o con miedo, no te preocupes: el verano, como cada cosa maravillosa en la vida, puede arrojar el alma a la confusión. Trata de mantener un diario para contar cómo te sientes (en septiembre, si lo deseas, lo leeremos juntos).

6. Baila, sin sentir vergüenza por ello. En una pista de baile cerca de tu casa, o solo en tu habitación. El verano es una danza, y es absurdo no participar en ella.

7. Al menos una vez, mira el amanecer. Permanece en silencio y respira. Cierra los ojos, siéntete agradecido.

8. Juega un montón de deportes.

9. Si conoces a alguien a encantador, díselo a él o ella, con tanta sinceridad y gracia como puedas. No importa si ella o él no lo entienden. Si no, él o ella no estaba destinado a ser [tu pareja]; de lo contrario, el verano 2015 será un tiempo dorado juntos (si esto no funciona, volver al punto número 8).

10. Revisa tus notas de nuestra clase: compara las cosas que leímos y aprendimos con las cosas que te suceden.

11. Sé tan feliz como la luz del sol, tan indomable como el mar.

12. No digas malas palabras. Sé siempre bien educado y amable.

13. Mira películas con diálogo desgarrador (en inglés si es posible), con el fin de mejorar tus conocimientos del idioma y tu capacidad de soñar. No dejes que termine la película con los créditos finales: revívela mientras estés viviendo y experimentando el verano.

14. Bajo la luz brillante del sol o en las noches de verano, sueña cómo podría y debería ser tu vida. Durante el verano, siempre haz todo lo posible para no darte por vencido, y todo lo que puedas para lograr tus sueños.

15. Sé bueno.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/vida/20150617/54432879646/deberes-verano-cesare-cata.html#ixzz3dKVt0TPt
Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

Henry Miller

Sólo poquísimos hombres pueden decir de sí mismos: “¡He vivido!”. Por eso existen los libros… para que los hombres puedan vivir por delegación.

Nexus. Henry Miller

Categories

Visita la llibreria on line

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 1 other follower

%d bloggers like this: